Panes

Deliciosa receta de focaccia con tomates secos, orégano y sal marina

Si alguna vez preparaste una pizza, esta receta de focaccia de tomates y orégano te va a resultar muy sencilla y deliciosa de preparar, lo mejor de todo es que siempre podemos variar los ingredientes como más nos gusten. Podemos incluir por ejemplo anchoas, queso y otras hierbas aromáticas y la masa puede ser perfectamente la misma.

Más para leer: ¡Poderosos! 3 Recetas de batidos contra el cáncer

En esta oportunidad no utilizaremos una masa madre o un fermento para preparar la focaccia como suelen hacer muchos panaderos. En su lugar, vamos a hacerla de la forma “sencilla” pero aumentaremos los tiempos de espera, ya verás de qué se trata.

focaccia

FOCACCIA DE TOMATES.–  Pixabay / Web

INGREDIENTES PARA DOS FOCACCIAS DE TOMATE Y ORÉGANO

Masa:

  • 550 g de harina de trigo de fuerza (o harina para pan 0000)
  • 10 g de levadura en pasta o levadura fresca
  • 320 g de agua
  • 10 g de sal
  • 25 g de aceite de oliva

Para el top:

  • Tomates secos, tomates confitados o incluso rodajas de tomates. (El que prefieras en la cantidad que más te guste)
  • Orégano, sal gruesa y pimienta a gusto.
  • Aceite de oliva.
  • Nota: también podemos agregar anchoas, aceitunas, queso, romero y otras especies que más te gusten.

RECETA PARA LAS FOCACCIAS DE TOMATE Y ORÉGANO

Para empezar con esta masa podemos usar un ayudante de cocina o hacerla a mano con un poco más de esfuerzo: mezclamos la levadura fresca con el agua, una vez un poco disuelta agregamos el aceite de oliva y la mitad del harina. Mezclamos y amasamos por unos cinco minutos, esperado ese tiempo agregamos la sal y el resto de la harina mientras seguimos amasando.

Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en un bol espolvoreado con harina, lo cubrimos con un paño húmedo y lo dejamos reposar 12 horas, si tienes una temperatura fresca de ambiente se puede dejar por fuera de la nevera, pero en caso de que sea muy caluroso, lo dejamos en el frigorífico y lo retiramos dos horas antes de hornear.

Una vez pasado este tiempo, cortamos la masa, enharinamos el rodillo y estiramos las focaccias del tamaño que más nos guste. Recuerda que estas focaccias deben tener al menos dos centímetros de grosor.

Ahora viene la mejor parte, una vez estiradas, las colocamos en placas de horno con papel parafinado. Hundimos la masa apenas con los dedos cuando colocamos los tomates y el resto de los ingredientes, finalizamos con aceite de oliva, sal gruesa, pimienta.

Horneamos a 250 C por 15 a 20 minutos, si tienes la posibilidad, usa el horno para que caliente tanto arriba como abajo. Una vez que crezca lo suficiente y se vea muy dorada, podemos retirarla. PD: si eres de los que prefiere la focaccia con queso, una vez pasados los 20 minutos de horneado, le agregas el queso y luego la llevas a gratinar.

¡Tan simple, delicioso y sencillo como lo ves! No te olvides de comentarnos tus dudas y hacernos todas las sugerencias que desees. 🙂

Anuncios

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s