Postres

Divinas galletas de mantequilla con chispas de chocolate ¡No te pierdas esta receta!

Clásicas, divinas, muchos se preguntan cómo se hacen pero el secreto es muy simple: para hacerlas necesitaremos mantequilla (no margarina) y azúcar moreno para darle ese toque adictivo que tanto nos encanta. Acompáñanos a hacer esta mágica receta de galletas de mantequilla con chispas de chocolate. ¡Nos quedarán perfectas!

Vale la pena el esfuerzo y los pasos que nos llevan a realizar estas increíbles galletitas. Bien sea si las acompañamos con café o con un té de la tarde, nos quedarán crujientes, deliciosas y altamente adictivas, así que se recomienda tener mucho cuidado para no compartirlas con nadie.

galletas

GALLETAS CON CHISPAS ANTES DE HORNEAR.- Ponce Photography

Ingredientes para realizar las galletas con chispas de chocolate

  • Harina de trigo: 2 tazas y media
  • Fécula de maíz o maicena: 2 cdas
  • Mantequilla o manteca: 240 g
  • Azúcar blanco: 1 taza
  • Azúcar moreno: 1 taza
  • Sal: 1 cdta
  • Extracto de vainilla: 2 cdtas
  • Huevos: 2
  • Chispas de chocolate 2 tazas y media
  • Nueces (opcional): 2 tazas

Preparación de las galletas con chispas

Batimos la mantequilla con el azúcar (ambas) y la sal hasta disolverla en una pasta cremosa. Una vez en esa consistencia agregamos la vainilla y los huevos para seguir mezclando.

En un envase separado tamizamos la harina, la fécula de maíz y el bicarbonato y a continuación lo agregamos a la mezcla anterior hasta que tenga una consistencia completamente integrada.

Por último, podemos agregar las nueces, las chispas de chocolate, y otros tipos de frutos secos que más nos gusten.

Con un papel antiadherente sobre una bandeja comenzamos a colocar las bolitas de galletas con la ayuda de dos cucharas o de una para helados. Una a una las disponemos en la bandeja de manera que queden un poco separadas entre sí.

Las llevamos a la nevera por media hora (si estamos en una temperatura cálida ambiental) antes de poder hornear. En la mitad del tiempo, encendemos el horno a 180 C.

Y cuando terminen de enfriarse, hornearemos por unos 15 minutos aproximadamente o hasta que veamos un ligero borde dorado en la base.

Al salir del horno, ¡no las tocaremos! Esperaremos a que enfríen por completo y luego las podremos sacar. Si las tocamos apenas salen del horno pudieran parecernos crudas, cuando no lo están.

¿Muy fácil, no? ¡Y a los más pequeños de la casa les encanta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s