Postres

¡Simple y divino! Cómo hacer crema de cacahuete o maní con una licuadora

Hacer mantequilla de cacahuete o maní nunca había sido tan fácil como ahora, si tenemos una licuadora o una procesadora podemos hacer toda la cantidad que querramos y resulta siempre más económica que comprarla ya preparada. ¿Suena increíble, verdad? Espera a compartir con nosotros el paso a paso de esta deliciosa receta.

¿Y cuáles son los beneficios de comer maní o cacahuete?

El maní o cacahuete es una legumbre, contrario a lo que todos podamos creer, así como las lentejas o los granos de soja tiene un alto contenido de proteínas que son muy beneficiosas para la salud. Está comprobado que consumirlo con regularidad ayuda a bajar los niveles de colesterol malo y tiene ciertos componentes que hacen milagros: tal es el caso del ácido p-cumárico que muchos estudios lo señalan como el que ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer de colon y de estómago, así como también ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre.

Y como la crema de cacahuete, además, resulta increíblemente deliciosa, así aprenderemos a hacerla en casa.

Maní

MANÍ O CACAHUETE SIN PIEL.- Pixabay

INGREDIENTES PARA PREPARAR LA MANTEQUILLA DE CACAHUETE O MANÍ

  • 250 g de maní sin piel y sin sal
  • 30 g de mantequilla
  • Aceite de sésamo (u otro neutro en su defecto)
  • sal a gusto

RECETA PARA PREPARAR LA MANTEQUILLA DE CACAHUETE O MANÍ

Si vamos a realizar esta crema de cacahuete en licuadora lo ideal es que usemos uno de los vasos pequeños porque si no, tenemos que bajarla continuamente de los bordes y toma demasiado tiempo. Si la hacemos en procesadora, no tendremos mayores problemas.

licuadora

LICUADORA CON DOS VASOS EXTRA.- Pixabay

Lo primero que haremos será tostar el maní un poco en una sartén o en el horno por unos minutos, lo suficiente como para que se vea que empiezan a soltar un poco de su propio aceite, una vez lo tengamos en este punto lo llevamos a la licuadora o a la procesadora para comenzar a triturar.

Trituramos el maní con el resto con la mantequilla y agregamos la sal por pequeñas pizcas mientras licuamos, el aceite solo lo utilizaremos con pequeñas gotas para que tome consistencia.

Cuando hacemos esta preparación notaremos que queda una pasta muy blanda, pero es completamente normal por el calor que toma en el licuado. Una vez repose en frío estará lista y densa para todo tipo de preparaciones y nos puede durar hasta tres meses, aunque esto también depende de los mismos cacahuetes que usemos. ¿Es muy sencillo, verdad? Y a los niños les encanta.

Anuncios

Categorías:Postres

Tagged as: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s